Acogida
ACTUALIDAD

Français | English | Español
Identifíquese

Nuestra vida en la Universidad Católica Veritas, en Nigeria.


El 9 de septiembre del 2014 queda como prodigiosio por el llamado que nos había hecho nuestra Vice-Provinciala, Mónica Anyi, a Grace Abah, a Justina Akudo y a mi-misma, Patience Effiong, (H.E.S.) llamado a retomar nuestros cursos en la Universidad Católica Veritas de Abuja! Al emprender el viaje hacia Abuja estábamos llenas de alegría al pensar que íbamos a retomar nuestros estudios. Eramos 3 hermanas sobre las 16 en beneficiar de una beca de estudios de la ASEC(Educación Colaboradora de las Hermanas Africanas). Agradecemos a Dios y estamos también muy agradecidas a la ASEC como también a nuestra Congregación por esta inmensa oportunidad.

Para prepararnos al programa principal de la fundación, nos habíamos juntado con otros estudiantes de este programa durante dos meses. En este período, hemos estudiado materias que habíamos elegido y hemos logrado todas con éxito los exámenes escritos. Hemos empezado con nuestro programa formal de primer grado el 22 de noviembre del año 2014.

Vivir juntas. Al principio, vivíamos en el hogar de la escuela como hermanas estudiantes. Todos los días tratábamos de vivir el Evangelio de Cristo y el carisma de las H.E.S en nuestra nueva situación de vida comunitaria. Habíamos vivido nuestra Asamblea general de Vice-Provincia antes de esta retoma de estudios y habíamos eligido nuestra orientación para el año 2014-2015: "Enraízadas en el amor de la Trinidad". Entre nosotras, en Abuja, entrecambiábamos sobre las posibilidades de vivir esta orientación y compartíamos nuestros cursos. Hacíamos nuestras oraciones comunitarias y tomábamos tiempo para el recogimiento... En la Universidad, participábamos, con nuestros compañeros estudiantes, a los programas religiosos y académicos.

Juntas, el 2 de febrero (día de la Vida Consagrada), habíamos renovado nuestros votos en la Capellanía, en conjunto con otras Congregaciones: gran impacto en este año de la vida consagrada!

El día de Pentecostés, nuestra fiesta principal, habíamos renovado,ahí mismo, las tres, nuestro compromiso y con una celebración al volver a nuestro hogar. Celebrábamos nuestros cumpleaños como lo hacemos en comunidad. Cada una de nosotras estábamos implicadas en la capellanía, en una fraternidad tal como la Legión de María, la Renovación carismática católica o el coro.

Los vínculos entre nosotras nos permitían avanzar a pezar del estress de nuestro trabajo académico, reencontrarnos para compartir nuestras experiencias, reforzar y reafirmar los dones de las unas y las otras, reconciliarnos cuando sobrevenía un malentendido. Nuestra unión también se debía al hecho de que nos aceptábamos mutuamente. Gracias a nuestro modo de vida sencilla, nos ha sido posible descubrir los niños del pueblo vecino, "Zuma 11" , que llegaron a ser nuestros amigos.

Nuestra estrecha relación con ellos permitió que llegarán progresivamente a rezar de vez en cuando con nosotras. Estábamos muy tocadas por las pequeñas atenciones que tenían hacia nosotras, los pequeños regalitos como por exemplo cacahuetes, una linda sonrisa... También, nos han llevado a conocer a sus padresy a sus familias. Lo que habíamos empezado con una simple conversación amical con ellos, nos ha llevado a organizar una liturgia para ellos todos los domingos, en dos lugares diferentes: San Gabriel y Antony Zuma 11. Tenemos ahora aproximadamente 200 niños a quienes damos cursos. Los papás aprecian los servicios que hemos organizados y... El número de niños no deja de crecer!

Al seguir el tiempo, hemos pasado de tres a cinco Hermanas con la llegada de hermana Rita Oye y hermana Mercy Aghahowa que concuerdan bien con nuestra vida comunitaria y con nuestro apostolado con los niños. La vida no es tan sencilla en un ambiante académico y enfrentamos desafíos en diferentes ambientes de estudios. Nuestra unidad y nuestra fe nos ayudan a enfrentar situaciones difíciles. Día tras día, tomamos conciencia más y más del aspecto fundamental de nuestro envío en este lugar de estudios. Estamos profundamente agradecidas a nuestra Congregación, a la ASEC y a la Universidad Veritas, institución de aprendizaje basada sobre la fe, et donde seguimos nuestra formación al mismo tiempo que ayudamos a otros. Hasta ahora, nuestra experiencia nos ha sido muy benéfica tanto como estudiantes como también religiosas, estudiando lo mejor possible y encontrando un cierto equilibrío a nuestro modo de vida.

Effiong Paciente, Abah Grace, Akubo Justina, Aghahowa Mercy et Oye Rita, H.E.S - Publicado el 4 de mayo de 2018

 



Filles du Saint-Esprit 15 bd. Sebastopol 35101 Rennes Cedex 2 France

SP : Mentions legales popup