Acogida
EN FAMILIA INTERNACIONAL Hijas del Espíritu Santo Noticias de la Familia

Français | English | Español
Identifíquese

Marie-Françoise: lo que nos queda de ella....


Marie-Françoise Le Dreff falleció el 3 de diciembre.

Marie-Françoise fue llamada a servir a la Congregación a una edad muy temprana, como Consejera y luego Superiora General, de 1966 a 1978, es decir, justo después del Concilio Vaticano II. Este período, como el nuestro hoy en día, fue de profundo cambio en la sociedad, pero también en la Iglesia y la Congregación. (...) Cada uno de nosotros tiene recuerdos personales de ella que van mucho más allá de la época en que fue Consejera o Superiora General.

Quienquiera que seamos, nos ha marcado ciertamente por su gran sencillez, su disponibilidad indefectible, su atención discreta y respetuosa a las personas, su atracción por los humildes, por los más necesitados. A lo largo de su vida, en su familia, en la Congregación y en su distrito de Pontanézen, Brest, Marie-Françoise ha tejido profundos lazos y ha despertado confianza y afecto. La echaremos de menos, ya la echamos de menos...'' -Extracto de las palabras de bienvenida de la Hna. Anne-Marie Foucher durante la celebración del funeral de Marie-Françoise-

He aquí, entre otros, extractos de tres testimonios:

* "Señor por ponerla en mi camino. Ella ha marcado mucho mi vida como sacerdote. Su corazón estaba conectado a Cristo, a la Iglesia y al mundo. ¡Qué apertura a lo universal! Su inteligencia le dio acceso a grandes mentes y su humildad le permitió llegar a los más simples y pequeños. En la elegancia de la simplicidad era una gran dama. La Iglesia y especialmente la Iglesia de Finisterre está perdiendo una hermosa figura". -Padre Jean-Pierre Henry-

* "Una mujer de gentileza, amabilidad, discreción y convicción. Una mujer que nunca ha dejado de empujarme a creer, a esperar. Una mujer que sabía cómo alinear el ser, el hacer y el decir en todo lo que emprendía.                                    Durante mis años de vida comunitaria en Brest, Marie-Françoise siempre acogió con ternura el ardor de mi juventud llevado por tantos deseos y anhelos en la misión que siguió a Marie Balavenne. Nunca me prohibió soñar, crear, inventar... Acogió mis dudas y mis lágrimas... sin decepcionarse nunca, sin juzgar.                                                                            Tenía el arte de mostrar cuánto vibraba el Espíritu en cada uno, cómo todo es una experiencia y que cada experiencia agranda el corazón. Dios es un artesano creativo que sólo diseña piezas únicas. ¡Ella era una de ellas! …                                          Que donde ella esté, siempre nos dará más y más el gusto de la vida, el gusto de vivir a la manera de las primeras Hijas del Espíritu Santo... Entonces nuestro fuego interior, el que mantuvo durante toda su vida con los que conoció, acompañó, llevó, amó, este fuego mantendrá el fuego sagrado que dará a las mujeres y hombres de nuestro tiempo un sentido espiritual...'' -Angélina Lucazeau, ex FSE- ''.

* "En estos tiempos en que a veces podemos ser tentados por el desánimo y una forma de desesperación, Marie-Françoise había encontrado el antídoto permaneciendo conectada tanto a la vida de las personas como al amor de Cristo. La echamos de menos y la echaremos de menos. Que, por la acción del Espíritu Santo, todo lo que ella ofreció y sembró en los corazones, en nuestros corazones, pueda germinar y dar fruto en nuestras vidas y en las de las personas que ella apoyó incansablemente" -Extracto de la homilía del Padre André Siohan-

Tu familia, tus amigos, tus hermanas, te dicen una vez más "Adiós y gracias Marie-Françoise".

Ann Almodovar, HES - Consejera General. Publicado el 14 de diciembre de 2020.



Filles du Saint-Esprit 15 bd. Sebastopol 35101 Rennes Cedex 2 France

SP : Mentions legales popup