Acogida
Justicia y Solidaridad

Français | English | Español
Identifíquese

Una gran experiencia


"Quien os acoge, me acoge a mí." Mateo 10:40
"Yo era un extraño y tú me acogiste." Mateo 25, 35

Nuestra comunidad "Hijas del Espíritu Santo" del Foyer Marie Balavenne, en Burkina Faso, acaba de vivir una experiencia muy fuerte ligada a nuestro carisma.

Es la historia de una mujer joven, desesperada y embarazada que acudió a nosotros en busca de trabajo. Dado su estado, la acogimos. Pensábamos que sólo se quedaría con nosotros unos días, pero las circunstancias hicieron que se quedara más tiempo... Entonces dio a luz. ¿Con un bebé y sin marido, sin padres aquí? Se dice que el marido murió en un desprendimiento de tierra en uno de los muchos lugares tradicionales de extracción de oro de nuestro país. Por ello, colaboramos con las autoridades sobre el terreno para que nos ayudaran a encontrar soluciones para su repatriación. Como no obtuvimos respuestas convincentes, nos dirigimos a la asociación Thalita Kum, que rápidamente se comprometió a ayudarnos con su repatriación, buscándole un pequeño trabajo a través de las Hermanas de otra Congregación femenina que viven en otro país, pero que están acostumbradas a acoger y ayudar a la reinserción de las chicas víctimas del proxenetismo u otros abusos. Tras seis meses de acompañamiento, nuestra protegida y su hijo se reintegrarán en su familia de origen.

Esta experiencia permanecerá para nosotros como un fuerte mensaje: con la audacia de haber acogido y cuidado a una extranjera y a su hijo, con todas las gestiones administrativas -también sus límites- realizadas para conocer mejor su historia, sentimos la alegría de haber podido vivir concretamente el artículo de nuestra Regla de Vida que nos invita a ser sensibles a las necesidades de los más pobres.

Esta experiencia nos anima a transmitir a las jóvenes de nuestro país lo que nos han enseñado en este evento: sedientas de una vida fácil, se dejan atraer por depredadores que las ayudan a emigrar a otros países donde se convierten en sus esclavas, expuestas a la prostitución, a la esclavitud sexual... La mujer a la que ayudamos se arrepiente de haber caído ingenuamente en manos de los proxenetas. Su marido, un orfebre burkinés, la amaba, pero no tuvo la oportunidad de presentársela a su familia para "casarse".

Hermana Lydie, para su Comunidad del Foyer "Marie Balaivienne" en Burkina Faso. Publicado el 17 de julio de 2021

1ª foto. La joven madre es la que está en el centro de la foto: pone la mano en el hombro de su hijo, al que ha llamado "Buena Suerte", el que le dará suerte, el que le abrirá la puerta de la felicidad. 
2ª foto. La niña, su bebé y el hermano que representa a Thalita Kum de Burkina Faso.



Filles du Saint-Esprit 15 bd. Sebastopol 35101 Rennes Cedex 2 France

SP : Mentions legales popup