Acogida
EN FAMILIA INTERNACIONAL Hijas del Espíritu Santo Noticias de la Familia

Français | English | Español
Identifíquese

La obra del Señor en mi vida


Fue un día especial el 23 de noviembre de 2021, obra del Señor en mi vida, cuando la Viceprovincia de Nigeria celebró la primera profesión de mis votos en la vida religiosa en la Congregación de las Hijas del Espíritu Santo. Resultó que el 23 de noviembre era también la fecha de mi nacimiento.

El día anterior, durante un tiempo de oración, compartí mi historia sagrada, utilizando símbolos: - un gran jarrón de arcilla que simboliza a Dios en mi recorrido hasta hoy, - un tarro lleno, - un tarro vacío que me simboliza a mí en este camino de fe.

Estos símbolos significan el camino que he recorrido hasta ahora, como dice nuestra Regla de Vida: "En ciertos momentos debemos aceptar perder nuestra seguridad, afrontar las contradicciones y caminar en los riesgos de la fe." Como sabemos, una jarra llena nunca puede contener más que su capacidad: hay que vaciarla para poder llenarla de nuevo. En la etapa inicial de mi formación, mi frasco estaba tan lleno que sentía que no podía contener nada más. Me costó vaciarlo: me costó la entrega total; me costó aceptar perder mi seguridad y arriesgarme a dejarme guiar por Dios.

Pero con el tiempo, acepté perder la seguridad de la imagen ideal de mí misma para enfrentar las contradicciones y caminar en los riesgos de la fe, para dejarme llevar y aceptar lo que Dios trae a mi vida cada día. El tiempo de formación me ayudó a despejar mi mente y a desprenderme de las cosas que no me daban vida. Comenzaron los procesos de crecimiento interior y mi sed espiritual de Dios se volvió significativa. Mi camino espiritual se convirtió en un proceso constante de vaciarse y llenarse de la gracia de Dios, de dar y recibir. Mientras seguía vaciándome, me daba cuenta de cuánto me llenaba Cristo de virtudes y gracias.

La celebración de mi profesión en la vida religiosa comenzó a las 10 de la mañana con la celebración de la Santa Misa, durante la cual me dirigí con alegría al altar con mi familia, la encargada de formación, la vice-provinciala y los sacerdotes. El presidente de la Eucaristía, el reverendo padre Augustin Abiola, dió la bienvenida a todos. Después de la Liturgia de la Palabra, la Directora de Formación, Hna. Stella Oluwafemi, HES, me invitó a pasar al frente para dar a conocer mi intención a la congregación y presentar mi petición a la Viceprovinciala, Hna. Anthonia Ayeni, HES, quien recibió mi solicitud con alegría y agradecimiento. A continuación, todas las Hijas del Espíritu Santo presentes cantaron un himno.

Anthony Omodunbi habló sobre "La lógica de los pequeños". Explicó que Jesús hablaba a menudo de los niños pequeños porque son el símbolo de la fe. Los niños son sencillos y puros de corazón, como debería ser nuestra forma de vida como Hijas del Espíritu Santo. La sencillez debe consejos evangélicos* caracterizarme siempre, sea cual sea la posición en la que me encuentre, al vivir los, por los que voy a hacer mis votos.

Después de la homilía, la viceprovinciala me invitó a pronunciar mis votos; luego me entregó la insignia (La Paloma). Se cantó el Magnificat con alegría y pasé a firmar el registro que simboliza la alianza entre Dios y yo. Después fui recibida por todas las Hijas del Espíritu Santo presentes y por mi familia.

Al final de la liturgia de la Eucaristía, me invitaron al altar para recibir la bendición, seguida del rito de envío a la misión. Entre cantos de agradecimiento, todos los presentes bailaron hacia el altar conmigo, con el corazón lleno de gratitud.

Agradezco al Señor y a todos los que me ayudaron a responder a esta llamada. ¡Que Dios los bendiga a todos!

Rachael Busayo OMOLOSO. Publicado el 26 de noviembre de 2021

*Consejo evangélico. Invitación a acercarse a lo que Jesús mismo vivió: amor, cercanía a los pobres, justicia, reconciliación, entrega total y obediencia al Padre. Todo bautizado está llamado a vivir los consejos evangélicos ya que el Evangelio se dirige a cada uno de nosotros. Los religiosos y las personas consagradas se comprometen mediante votos a vivirlos en una vida totalmente entregada a Dios en comunión con Cristo.



Filles du Saint-Esprit 15 bd. Sebastopol 35101 Rennes Cedex 2 France

SP : Mentions legales popup