Acogida
EN FAMILIA INTERNACIONAL Hijas del Espíritu Santo Noticias de la Familia

Français | English | Español
Identifíquese

Demos gloria a Dios...


¡Demos gloria a nuestro Dios, que hizo maravillas! Asistencia, emoción, fervor... en la misa de acción de gracias, Iglesia de Santiago de Brest, el 11 de diciembre de 2021, para la comunidad de las Hijas del Espíritu Santo del barrio de Pontanézen.

Es la misa del tercer domingo de Adviento, el llamado domingo "Gaudete": la casulla rosada del celebrante da una nota de alegría y de fiesta a esta misa, presidida por el párroco, asistido por cinco sacerdotes, amigos de la comunidad. Esta nota de alegría y alabanza se cantó en el himno de apertura: "Demos gloria a Dios, que hizo maravillas" y estuvo presente durante toda la celebración.

Los cristianos del barrio acudieron en gran número a dar gracias al Señor por la presencia y la acción de la comunidad. La familia de las Hijas del Espíritu Santo también estuvo presente: Hermanas de Brest y de los alrededores, Asociados,Laicas Consagradas.

Al inicio de la celebración, la hermana Elisabeth Boudonnet, consejera provincial, recordó la historia de la comunidad, fundada en 1974, en el nacimiento del barrio, en la dinámica del aggiornamento de la Congregación que fomentaba la creación de comunidades en zonas populares, en la proximidad de la gente. Allí han vivido diecinueve hermanas; seis han fallecido, entre ellas la hermana Marie Françoise Le Dreff, el año pasado. La misión confiada a la comunidad desde su fundación: ser una simple presencia de proximidad, creando vínculos, en la acogida, la escucha y la oración.

A continuación, la hermana Renée, una de las pioneras de la comunidad, habló de sus veinte años de presencia en la comunidad, especialmente al servicio de ACE (Acción Católica por la Infancia), mientras que Armandine, la última hermana que vive en Pontanézen, dio las gracias por su vida en el barrio: "¡Hay tantas cosas que decir! Sólo mencionaré una: el diálogo interreligioso...".

En su homilía, el padre Louis Quéméneur, amigo desde hace mucho tiempo, habló de la comunidad como "un símbolo, una presencia cálida y discreta, con sabor a Evangelio, a la manera de Marie Balavenne y sus compañeras, muy en línea con el primer artículo de la Regla de Vida", que él citó íntegralmente. "¡Una verdadera casa de caridad! Con su cierre, se da vuelta una gran y hermosa página, un vacío para el barrio..., para ser vivido no en la nostalgia, sino en la acción de gracias." Estableciendo el vínculo entre el acontecimiento y las lecturas del día (Sofonías y San Pablo) - el pequeño está llamado a confiar y a vivir la alegría de la fe y de la acción de gracias - Louis invita a los cristianos a continuar en la confianza la humilde y bella obra de las Hermanas...

Al final de la celebración, los feligreses, orquestados por Annie, expresaron su agradecimiento a las Hermanas con un ramo de flores, en sentido figurado y literal. Fue impresionante escucharles referirse a Marie Balavenne y a las Hijas del Espíritu Santo, realidades con las que evidentemente están familiarizados.

En nombre de la comunidad africana, Charles recordó la ayuda y el apoyo recibidos de las Hermanas para la integración y asimilación de los expatriados. También mencionó el periódico Tapaj, las celebraciones navideñas compartidas y las acciones realizadas conjuntamente.
Para el Secours Catholique, Louis recuerda el objetivo perseguido con y por las Hermanas: actuar para acabar con las soledades vividas por los habitantes del barrio -un barrio nuevo en él que la gente no se conoce y procede de entornos muy diversos- acogiendo, escuchando, compartiendo, encontrando, celebrando...
Martine, antes colaboradora de las Hermanas en la catequesis y ahora asociada a las Hijas del Espíritu Santo, dice haber aprendido de ellas a aportar calidez y escucha en las relaciones, con espíritu de audacia y libertad. "Mi compromiso como asociada de las Hijas del Espíritu Santo ha transformado mi vida", concluye ella.
Panchita recuerda lo que la Misión Obrera debe a las Hermanas, a la escucha de  la ACE (Acción Católica de la Infancia), de la JOC (Juventud Obrera Cristiana), a la ACO (Acción Catolica Obrera); Hermanas siempre dispuestas a ayudar, apoyar, animar y participar.
Mimie, antigua animadora de pastoral, agradeció a la comunidad, siempre acogedora y a la escucha de todos, con sus puertas siempre abiertas, un verdadero remanso de paz y fraternidad, con un amor especial por los más desfavorecidos...
Noël, diácono, da gracias al Señor por esta comunidad, "fuente de inspiración, testimonio vivo del Evangelio"; mientras que Yves, sacerdote, saluda la importancia de su presencia, en la cercanía y la oración... y recuerda la participación de la comunidad en la formación de una joven hermana africana.
El último testimonio -y no el menos importante- proviene del alcalde del distrito: "Ciudadanas ejemplares; siempre presentes a nuestro lado y colaborando con nosotros, especialmente en situaciones difíciles; memoria viva, un verdadero monumento del distrito."

A continuación, Elisabeth Boudonnet dio las gracias a todos los que habían trabajado para esta celebración y llamó a Ann Almodovar para que se uniera a ella ante el micrófono.  "No tomo el micrófono como superiora general, sino como antigua hermana de la comunidad. Gracias a todos y cada uno de ustedes por lo que me handado, por lo que han dado a todas y cada una de las hermanas que han vivido en este barrio. No sería lo que soy si no hubiera vivido en Ponta."

Haciéndose eco del himno de entrada "Demos gloria a nuestro Dios, que hizo maravillas", la celebración termina con el canto de acción de gracias de María: "El Señor hizo maravillas por mí...".

No hay vaso de amistad después, por respeto a los gestos de protección. Pero las conversaciones se prolongan en el pasillo central de la iglesia. Hay tanta alegría en el reencuentro, tantas cosas que decir, tantos recuerdos que compartir, tantos agradecimientos que expresar, ¡tantos proyectos que desarrollar! Se cierra una página..., pero se abre otra... ¡La última palabra la tiene la esperanza!

12 de diciembre de 2021 - Jeanne le Roux. Publicado el 14 de diciembre de 2021




Filles du Saint-Esprit 15 bd. Sebastopol 35101 Rennes Cedex 2 France

SP : Mentions legales popup