Acogida
Justicia y Solidaridad

Français | English | Español
Identifíquese

Navidad con los desplazados


"Para participar con otros en la misión de amor del Espíritu Santo en nuestro mundo, debemos escuchar el grito de la tierra y el grito de los pobres, que están inseparablemente unidos, y hacerlos nuestros." Actas del Capítulo 2021

Con otros religiosos, religiosas y laicos, para vivir la Navidad con nuestros hermanos y hermanas, los desplazados internos, las víctimas del terrorismo, "comprendiendo poco a poco que todo es uno: vivir en comunión con Dios y en solidaridad con nuestros hermanos y hermanas". Arte 4, RV

El miércoles 22 de diciembre, la Conferencia de Superiores Mayores de Burkina Faso organizó una jornada para compartir y celebrar la Navidad con los desplazados internos en dos lugares de la ciudad de Kaya, a más de 100 km de Uagadugú. Todos pusimos en común nuestros regalos: cada familia religiosa trajo lo que tenía, ropa, utensilios de cocina, comida, jabón, productos farmacéuticos, juguetes para los niños. Una parte del arroz se cocinó para distribuirlo con varias bebidas de bissap, jugo de jengibre...

Después de un tiempo de oración en la parroquia catedralicia de Kaya nos dirigimos, con el acuerdo del alcalde y del gobernador, a los lugares donde se encuentran los desplazados. La policía nos escoltó y nos ayudó mucho a organizar a nuestros hermanos y hermanas desplazados en grupos. Fue muy conmovedor ver a más de 2.500 desplazados, en su mayoría mujeres y niños, en tiendas de campaña precarias... Vimos rostros tristes y sufrientes, todavía llenos de miedo. Una de las mujeres me dijo: "Hummm mi hermana, es difícil, mis hijos vieron como degollaban a su padre. Por la noche siguen sin dormir. Con mis hijos, estamos en nuestro tercer viaje porque en los otros lugares nos amenazaron. Ayúdanos con una medicina contra el miedo." Al oír estas palabras, otra Hermana con la que estábamos recorriendo el campo me miró y ¡nos quedamos en silencio alrededor de esta mujer y sus hijos! Otra mujer nos dijo: "Le di a mi hijo de 15 años mi ropa de mujer para que se salvara."

Nuestras fuerzas unidas pudieron prestar apoyo a nuestros hermanos y hermanas. Personalmente, me hice esta pregunta: "¿Cuándo habrá paz y estabilidad en nuestro querido país? ¿Qué les deparará el futuro a las personas que han sufrido estos traumas? Si Marie Balavenne -nuestra fundadora, con sus compañeras- estuviera aquí, ¿qué habría hecho, dicho?"

"¡Es Navidad cada vez que enjugamos una lágrima del ojo de un niño!
Es Navidad cada vez que bajamos los brazos, cada vez que nos llevamos bien.
Es Navidad cada vez que nuestros corazones, olvidando las ofensas, son verdaderamente fraternales.
Es Navidad cada vez que obligamos a la miseria a retroceder más" (Odette Vercruysse)

A ti Jesús, Príncipe de la Paz, toda la humanidad clama, tus hijos claman.
Tú nuestra esperanza, Tú nuestra esperanza, unimos nuestros corazones, nuestras manos para llamarte en nuestra ayuda. Tú que siempre has estado con nosotros, no nos abandones. ¡Contigo, el mal no tiene la última palabra! ¡Baja rápido a rescatarnos!

¡Muchas, muchas gracias a todos los que nos apoyan, piensan e imploran a Dios por nosotros!

ROAMBA Silvie, FSE - Ouagadougou. BURKINA FASO. Publicado el 24 de diciembre de 2021

 



Filles du Saint-Esprit 15 bd. Sebastopol 35101 Rennes Cedex 2 France

SP : Mentions legales popup